MILENIO DIGITAL/ESTHER HERRERA
11 de junio de 2015 / 10:37 p.m.

Monterrey.- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), capítulo Nuevo León, llamó al gobierno que encabezará Jaime Rodríguez Calderón a no recurrir al pago de favores al hacer las designaciones para el nuevo Gabinete.

Además, demandó atender con la seriedad y urgencia los retos que presenta el estado, y advirtió que ese organismo estará vigilantes del cumplimiento de los compromisos realizados en campaña.

Mediante un comunicado, la agrupación empresarial enumeró nueve puntos prioritarios, entre los que destacó la integración de un Gabinete conformado por las mejores personas evitando recurrir al pago de favores al ocupar las posiciones en el nuevo gobierno.

La reducción de los índices delictivos a los niveles previos al año 2000, recuperando la paz y tranquilidad a la que la ciudadanía estaba acostumbrada.

Como tercer punto, el saneamiento de las finanzas del Estado y la reducción de la deuda pública mediante programas de austeridad y disminuyendo el gasto corriente con respecto a 2015.

En el comunicado, firmado por César Montemayor Zambrano, presidente de Coparmex, se indica que "no cejaremos en nuestro esfuerzo por asegurar el Nuevo León que queremos y merecemos. Para ello es necesario el compromiso del gobierno, la participación de todos y la exigencia ciudadana, para que los compromisos establecidos en campaña se conviertan en una realidad".

Como cuarto punto, Coparmex mencionó la reducción del número de personas en pobreza, y la tasa de desocupación mediante el incentivo a la actividad económica formal.

En el quinto punto, el respeto a un presupuesto equilibrado que asigne los recursos con base en las prioridades del Estado; sexto, la transparencia en todos los procesos de gobierno, y específicamente, la cancelación del proyecto Monterrey VI en las actuales condiciones.

Séptimo: atacar frontalmente la corrupción y la impunidad mediante el respaldo de figuras independientes para su combate; octavo, reducción de la estructura orgánica del gobierno, mediante la fusión o desaparición de secretarías o direcciones que duplican funciones; y noveno: no proponer nuevos impuestos y empujar por la reducción del Impuesto Sobre Nóminas (ISN) que castiga la generación de empleos.

La dirigencia de Coparmex reiteró su compromiso de colaborar con las autoridades electas para propiciar un ambiente que incentive la actividad económica, la generación de empleos y la prosperidad.

De igual manera, "vigilaremos que las políticas públicas de la nueva administración operen a favor de la libre empresa y el bien común", indicó Montemayor Zambrano.

"Estamos convencidos, que si trabajamos juntos, empleadores, sociedad y gobierno, podemos enfrentar con profesionalismo y compromiso, todos los retos que nuestro estado presenta".