14 de enero de 2014 / 08:16 p.m.

Monterrey.- En el tema del transporte urbano, las autoridades de Nuevo León conminaron tanto a centrales obreras como a gobiernos municipales, a mantener el dialogo y así evitar acciones que afecten la operatividad del servicio y por ende a los usuarios.

Jorge Domene Zambrano, jefe de la Oficina Ejecutiva del Gobernador, respondió de esa manera a las advertencias del líder estatal de la CROC, Agustín Serna Servín.

El dirigente sindical aseveró el lunes que retirarían la totalidad de las unidades que pertenecen a sus agremiados, en caso de que los alcaldes panistas del área metropolitana cumplan su dicho de que retirarán de la circulación aquellos camiones que, según consideren, no sean aptos para dar el servicio.

"Pues esperamos que esto no llegue a esta situación. Se ha invitado al diálogo. Se ha invitado a que todas las situaciones se normalicen, se regularicen, y evitar este tipo de situaciones", aseveró Domene Zambrano.

El también vocero del Gobierno de Nuevo León admitió que los Municipios tienen la facultad de sancionar a los operadores del transporte urbano, pero sólo en lo que corresponde al Reglamento de Tránsito y Vialidad.

"Decíamos que los municipios tienen la potestad de poder sancionar, siempre y cuando haya alguna anomalía dentro de lo que es la circulación de los camiones".

"Lo que se ha exhortado es que no exista un abuso, por parte de la autoridad, en esta situación", concluyó Jorge Domene durante la conferencia mañanera del martes.

Este lunes 13 de enero, el líder de la CROC en el estado, Agustín serna Servín, advirtió que suspenderían la operación de las unidades urbanas de sus agremiados.

Lo anterior en caso de que los ediles metropolitanos de Acción Nacional continúen con operativos para retirar camiones, según ellos en malas condiciones.

Agustín Martínez