SANDRA GONZÁLEZ
29 de septiembre de 2016 / 05:03 p.m.

MONTERREY.- Mientras que el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, pidió a los agentes ministeriales buenos resultados en materia de seguridad, ellos le exigieron el bono del servidor público que se les dejó de pagar en la reciente administración.

Fue este jueves durante una charla con agentes, coordinadores y personal del área administrativa de la Procuraduría de Justicia, cuando el mandatario les cuestionó qué necesitaban para resolver y prevenir los delitos, a lo que todos al unísono respondieron que el bono.

En un tono molesto, Rodríguez Calderón les puso un plazo de 90 días para que bajen los índices delictivos que en casos como el robo de vehículo y homicidios van en franco incremento durante las últimas semanas, a cambio de analizar la posibilidad con la Tesorería para darles una gratificación económica.