SYNDY GARCÍA
18 de febrero de 2016 / 04:54 p.m.

Monterrey.- El sistema penitenciario debe limpiarse de corrupción, exigió este jueves el coordinador de la bancada del PRI, Marco Antonio González Valdez.

Tras darse a conocer que el Gobierno del Estado desmanteló celdas con lujos y encontró droga en el penal de Apodaca, el legislador priista hizo un llamado para “fumigar” el sistema penitenciario.

“No nada más limpiarse, es fumigar todo el sistema penitenciario en Nuevo León y sacar todas las cucarachas y todas las ratas que se encuentren, y hacer un modelo ejemplar y en serio en el sistema penitenciario.

“El gobernador tiene la gran oportunidad de poner el ejemplo, sin embargo, dudo que lo haga, porque en el discurso siempre dice una cosa y en las acciones hace otra”, comentó el diputado priista.

González Valdez manifestó que se deben realizar investigaciones hasta las más altas esferas del Gobierno Estatal para deslindar responsabilidades y encontrar a los cómplices.

“Hacer un inventario de todos los funcionarios corruptos del sistema penitenciario, tanto en Topo Chico, en Apodaca y en Cadereyta, y ver hasta dónde llega esa liga de corrupción.

“Lo más fácil siempre es cesar al puesto mínimo en la carga de responsabilidad, pero aquí lo importante es saber si las autoridades de niveles más alto sabían de todo lo que estaba sucediendo en el sistema penitenciario en Nuevo León”, mencionó.

Cuestionó además la actuación del secretario general de Gobierno, Manuel González; el procurador de Justicia, Roberto Flores; así como la del titular de Seguridad estatal, el general Cuauhtémoc Antúnez.

Mencionó que los tres funcionarios estatales debieron conocer el problema de los penales, toda vez que en tiempo de transición realizaron visita y hasta pase de lista a los reos en los centros penitenciarios estatales.

“Los tres (secretario general de Gobierno, Manuel González; el Procurador de Justicia, Roberto Flores; así como la del titular de Seguridad estatal, Cuauhtémoc Antúnez) son responsables en esta área, los tres deberían de estar informados de lo que estaba pasando en el sistema penitenciario en Nuevo León, si no estaban informados, entonces el equipo de seguridad no es un equipo sólido que le esté ayudando al gobernador en atacar este problema”, expuso.