ERIK SOLHEIM ROCHA
8 de marzo de 2016 / 06:51 a.m.

Monterrey.- El coordinador de la bancada del PRI, Marco González, pidió al gobernador 'limpiar la casa' y tomar cartas en el asunto respecto a la situación de la Secretaria de Educación de Nuevo León, Esthela Gutiérrez.

El legislador refrendó las declaraciones del presidente del Congreso, Daniel Carrillo, quien fue señalado por la titular de Educación por ser diputado y docente a la vez , en el sentido de que renuncien a su cargo en la universidad o bien ambos donen su sueldo para restablecer el programa de becas 'Se Educa'.

Entre los escándalos recientes destaca el despido de la directora de la secundaria 50 promovido por la hermana del gobernador; el retiro de 10 mil becas a estudiantes de preparatoria y universidad correspondientes al programa “Se Educa “; permitir nepotismo dentro de la Secretaría; cobrar doble sueldo por un total de 192 mil pesos mensuales; y por si fuera poco se han registrado decenas de robos en planteles educativos en los últimos días. Los diputados reclaman que a pesar de todo ello, nada ha sido suficiente para removerla del cargo.

"Ella sí quisiera ayudar al gobernador de verdad que 'limpie la casa', ya que renuncie a la Uni y se ponga a trabajar", dijo.

"En la Secretaria de Educación no hay cabeza y mientras no haya, toda la estructura hace lo que quiere y como ella no es un ejemplo a seguir, es una casa sin control la Secretaria de Educación y esperemos que el Gobernador tome cartas en el asunto”, acusó Marco González.

Al reclamo se une la bancada de Acción Nacional, que piden al Consejo Universitario facilite el listado de todos aquellos que “dobletean” sueldos.

"Yo el llamado que le haría al Consejo Universitario es que coadyuve con la autoridad, que presenten los listados de estas personas que ellos saben que trabajan en el Gobierno del Estado y que tengan una carga administrativa porque al final ellos son aviadores", señaló Arturo Salinas, coordinador de la bancada del PAN.

Tras una comparecencia llena de evasiones, los diputados de la Comisión Anticorrupción arremetieron contra la titular de educación, y pidieron que fuera retirada de su cargo.

Pese a toda la polémica, la funcionaria estatal reconoce que sus empleos son de tiempo completo pero que ha generado diversas “habilidades” que le permiten cumplir en ambas funciones.