21 de febrero de 2014 / 09:23 p.m.

El Carmen.- Al considerar que los estudiantes corren peligro ante otro posible siniestro, madres de familia de la escuela que se incendió en El Carmen pidieron a la Secretaría de Educación construir aulas de material de concreto.

Visiblemente molestas y desesperadas, las amas de casa se entrevistaron con el coordinador de la Región 13, Edgardo Jiménez Solís, quien atendió el incidente.

El funcionario les aseguró que, mediante el uso de aulas "prestadas" de un jardín de niños, y también salones móviles, resolverían temporalmente el problema.

"Pero no nos da una fecha. Ahora él nos dice que nos va a traer aulas móviles. Está bien, estamos conscientes de que los niños tienen que tomar clases, ¿pero cuánto van a durar las aulas móviles, como las pasadas?, ¿tres, cuatro años?", cuestionó la señora Ana Sobrevilla.

Hubo quienes comentaron que, pese a los cuantiosos daños y pérdidas materiales, de cierta manera fue afortunado que el incendio ocurriera a la medianoche.

"Gracias a Dios fue en la noche, pero hubiera sido cuando los niños hubieran estado… ¿qué hubiera pasado? No queremos riesgos, claro que no; ahorita lo que nos preocupa es la seguridad de ellos (los estudiantes)", aseveró Mayela Lazcano.

Por su parte, el representante de la Secretaría indicó que en su momento analizarán la construcción de aulas permanentes, pues las que se consumieron en el siniestro eran de las llamadas semifijas.

"Estamos aquí, de hecho es el interés de la profesora Aurora Cavazos (secretaria de Educación). Fe lo que nos indicó, que les diéramos el servicio, y para eso estamos. Igual está el alcalde con nosotros aquí, apoyándonos para solucionar el problema", refirió.

En el incidente quedaron reducidos a cenizas dos salones de quinto grado y uno de sexto, además de la oficina de la dirección y los baños de profesores y alumnos.

Se trató de una edificación prefabricada con material plástico y aislante térmico, cuya estructura era de perfiles de lámina metálica.

AGUSTÍN MARTÍNEZ