MARILÚ OVIEDO
8 de abril de 2015 / 01:54 p.m.

MONTERREY.- Jerlin Joel Romero, era un joven hondureño que falleció el pasado domingo a bordo del tren, tras recibir una descarga eléctrica.

El hombre de apenas 22 años, tenía un sueño: poder traer a sus dos hermanos a Nuevo León en busca de una mejor calidad de vida, sin embargo él encontró la muerte a bordo de la "bestia".

"La ilusión de él era ayudarnos para que llegáramos acá, y él lucho y lamentablemente paso lo que tenía que pasar", expresó su hermano José Antonio Romero.

El accidente ocurrió cuando tocó unos cables de corriente eléctrica, y tras recibir la descarga, falleció frente a sus dos hermanos, Eduardo y José.

Los hechos ocurrieron cuando el tren se desplazaba por la comunidad La Soledad, en el municipio de García, Nuevo León.

hondureño
El hondureño falleció frente a sus dos hermanos, Eduardo y José | MARILÚ OVIEDO

"Sufrió el accidente y el tren corrió después. Corrió como una hora todavía y la gente decía: púchelo, púchelo, pero yo no sabía cómo hacerle ni nada y les dije: déjenlo que corra, y si no se para, y no hay casas, dije que me lo echaría al hombro (a su hermano) y a ver qué pasaba, lo que podía ocurrir conmigo y con él y con mi otro hermano", comentó José.

"Cuando pasó el accidente no pudimos hacer nada, porque cuando cayó él ya estaba muerto", platicó Eduardo Josué, de 20 años.

Pero ahora los hondureños enfrentan una triste realidad, ya que quieren regresar el cuerpo de su ser querido a Honduras y necesitan apoyo.

"Lo que el consulado nos dijo es que nos van a ayudar, pero están haciendo lo posible por llevarlo y luego nos dijo que teníamos que buscar una relación con un mexicano para que nos pudiera ayudar con los papeles mexicanos", dijo José.

Pero aún no han podido regresar los restos y se encuentran preocupados, pues sus familiares los esperan en Honduras; mientras el cuerpo sigue en el Anfiteatro del Hospital Universitario.

Por el momento ellos se refugian en la Casa Nicolás en Guadalupe, donde les han dado un techo.