7 de febrero de 2014 / 12:20 a.m.

 

Monterrey.- Ante los operativos que autoridades de Monterrey han realizado para retirar a los comerciantes informales de las calles, representantes de la CROC piden mayor tolerancia para los vendedores.

"Lo pedimos por las personas de la tercera edad, por las viudas y los compañeros que no tienen de donde sacar el sustento para su familia y se dedican al comercio ambulante", manifestó José Benito Reyes, líder estatal de los Trabajadores No Asalariados de la central obrera.

La organización que agrupa a mas de 10 mil afilados afirmó que este sector de la economía representa una válvula de escape frente al desempleo y la falta de oportunidades laborales en el país.

"Seguiremos trabajando al pie del cañón empeñados en mejorar la calidad de vida de las familias de los compañeros que se dedican a esta digna actividad del comercio informal, siempre hemos sido leales a la CROC, al PRI y al gobierno", expresó Reyes.

Por su parte, al hablar a nombre del gobernador del estado, el Secretario del Trabajo, Héctor Morales Rivera destacó la labor que realizan los trabajadores no asalariados en beneficio de la economía familiar y ofreció a la agrupación los programas de capacitación que realiza la dependencia a su cargo.

Redacción