NOTIMEX
14 de marzo de 2016 / 11:36 a.m.

Monterrey.- Con un 20 por ciento de los sitios arqueológicos del país, Nuevo León tiene el reto de protegerlos de forma efectiva, dijo William Breen Murray, profesor emérito del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad de Monterrey.

En el marco del Día del Patrimonio de Nuevo León, celebrado la víspera en la entidad, el arqueólogo dio una conferencia en la institución de educación superior en la que señaló que el proyecto de proteger esos sitios se vuelve cada vez más complicado y se requiere de una conciencia de la ciudadanía.

En su disertación, "El patrimonio rupestre de Nuevo León", denunció una serie de descuidos sobre el particular, particularmente el que está expuesto en exteriores, al paso de los habitantes y a la disposición de visitantes foráneos sin ningún tipo de control.

"El problema de proteger estos sitios se vuelve más complicado, se requiere no de una vigilancia sino de una conciencia del valor del patrimonio…, uno de los aspectos principales es precisamente la educación", subrayó.

El doctor en Arqueología se refirió a los casos específicos de urbanización de sitios arqueológicos en Mina, en donde se ha dañado parte de estas manifestaciones, incluso, se ha creado un depósito de desechos tóxicos cercano a la antigua hacienda Bernabé de las Casas, así como la intención de construir un Penal y un fraccionamiento, detalló.

Murray citó que Nuevo León cuenta con el 20 por ciento de los sitios rupestres registrados en la República Mexicana, con más de 600 sitios arqueológicos.

Tan sólo en Boca de Potrerillos, ubicado en el municipio de Mina, existe la mayor concentración de petrograbados en el país, con más de cuatro mil piedras grabadas a lo largo de más de dos kilómetros de cresta de cerros, mencionó.

El legado antropológico en la entidad incluye petrograbados y pinturas rupestres de múltiples colores, que datan de aproximadamente cuatro mil años, en las que se utilizaron tintas de procedencia aún desconocida.

El Día del Patrimonio de Nuevo León es único en su tipo en el país y busca dar a conocer el patrimonio cultural y natural del estado a sus habitantes por medio de actividades gratuitas de todo tipo.

La agenda de la tercera edición de esta festividad –aunque es la primera vez que se celebra como fecha inscrita en el calendario cívico estatal– incluyó 128 actividades en 80 espacios distintos dentro de 37 municipios y la participación de 67 organizaciones públicas y privadas.