ERIK SOLHEIM ROCHA
2 de mayo de 2017 / 10:52 p.m.

MONTERREY.- Diputados consideraron que se debe investigar la presunta filtración de información que habría alertado al ex director del Isssteleón, Pedro Morales Somohano y al ex vocero de seguridad, Jorge Domene, de las órdenes de aprehensión que fueron giradas en su contra.

Arturo Salinas, coordinador de la bancada del PAN, consignó que Bernardo González, Procurador de Nuevo León, en su momento fue abogado del ex director del Isssteleón, por lo que dejó entre ver qué pudo facilitarle información para que tuviera tiempo de ampararse.

El coordinador de los priistas en el Congreso, Marco González, dijo que dicha fuga de información contribuye aún más a la falta de credibilidad en las autoridades estatales en el combate a la corrupción.

En el caso del ex presidente del PRI en Nuevo León, Eduardo Bailey Elizondo, señalaron que las autoridades deben esclarecer su situación jurídica, ante las versiones encontradas de los gobiernos de Durango y Nuevo León.

"Desconozco si hubo o no un pitazo o informante, pero ha salido en medios de comunicación que el actual procurador fue abogado de Pedro Morales Somohano entonces seguramente por ahí como dice el dicho, 'donde hubo fuego cenizas quedan' alguna relación habrá de quedar ahí, tendrá que haber una excusa de la Procuraduría en el caso de estos expedientes", dijo.