16 de febrero de 2014 / 02:56 p.m.

Monterrey.- Decenas de parejas acudieron a la Plaza Zaragoza para firmar un acta simbólica con la que solicitan a los legisladores adecuar la Ley de Registro Civil para dar acceso al matrimonio, seguridad y reconocimiento entre personas del mismo sexo y a sus familias.

La directora de Género, Ética y Salud Sexual AC (GESS), Maríaaurora Mota Bravo, comentó que a través de estas bodas simbólicas se busca que se reconozcan las relaciones de personas del mismo sexo.

"El objetivo es que nosotros como colectivo LGBT tenemos la necesidad de que el estado reconozca nuestras relaciones, ya tenemos muchas propuestas en el Congreso del Estado, al Congreso le exigimos que se ponga a trabajar para que modifiquen el Código Civil y pongan que el matrimonio está compuesto por dos personas, que quiten un hombre y una mujer", declaró. La también representante legal de Litigios Estratégicos, a Favor del Colectivo LGBT (Litiga), indicó que por la falta de matrimonios gay en la entidad, más de 100 parejas han tenido que ir a la Ciudad de México a casarse, situación que le parece vergonzosa. "Más de 100 parejas que viven en estado han tenido que ir a la Ciudad de México a casarse y esto nos parece muy vergonzoso; otra forma que estamos haciendo es solicitando amparos a jueces para que le ordene al Registro Civil que casen, ya obtuvimos un amparo y estamos en proceso de obtener dos más, pero podemos obtener muchos amparos, pero no es la mejor manera de obtener nuestros derechos, el Congreso debe de responder a las peticiones con la ciudadanía", expresó. Mota Bravo solicitó a las bancadas que conforman el Congreso de Nuevo León den trámite a alguna de las cinco iniciativas entregadas ante la Oficialía de Partes en los últimos años, las cuales buscan simplemente trasladar a la legislación local, lo que ya protege la Constitución Mexicana. En la entidad, en septiembre del año pasado un juzgado federal ordenó al Registro Civil de Nuevo León tramitar la solicitud de matrimonio de una pareja del mismo sexo, integrada por dos mujeres.

También se han interpuesto recursos legales en contra del Instituto Mexicano del Seguro Social al no querer afiliar a una mujer como esposa de otra, debido a que los matrimonios entre personas del mismo sexo no están incluidos en su reglamentación actual.

El Distrito Federal y Coahuila son las entidades que han adecuado su legislación para permitir las sociedades de convivencia, en las que personas del mismo sexo pueden contraer nupcias ante la autoridad civil, pudiendo acceder a beneficios y derechos como seguridad social y, recientemente, a la adopción.

Denisse Mesta