20 de mayo de 2014 / 10:30 p.m.

Monterrey.- Vecinos de la colonia Francisco Naranjo Indeco, en Monterrey, exigieron a la alcaldesa Margarita Arellanes que reinstale una caseta de seguridad donde estaban presentes elementos de Fuerza Civil, pues fue derrumbada la madrugada de este martes de una manera arbitraria.

Los quejosos comentaron que, según versiones de autoridades, tendría que ser destruida para ampliar un gimnasio que se encuentra en la calle Chopos, entre Sabinos y Plaza Jacarandas.

Las personas, entre ellas la presidenta de Junta de Mejoras de la colonia, Mireya Serrato, así como jefas de manzana, comentaron que en ese sector se presentan hechos vandálicos, robos y asaltos, por lo que necesitan mayor vigilancia.

Los vecinos enviaron un escrito con 259 firmas a la Secretaría de Ayuntamiento de Monterrey con el fin de que no derriben la caseta de seguridad, pero no tuvieron una repuesta.

Marilú Oviedo

Foto: Marilú Oviedo