Orlando Maldonado Rodríguez
26 de septiembre de 2015 / 03:37 p.m.

Monterrey.- La ampliación o creación de nuevos penales en la localidad podrían ser una solución para evitar riñas entre reclusos, como la del Penal del Topo Chico, al haber una clara sobrepoblación en los mismos, consideró Marco Antonio González Valdez, coordinador de la bancada del PRI en el Congreso del Estado.

Dichas medidas, sostuvo el priista, serían decisión de Jaime Rodríguez Calderón, gobernador electo, para poder poner un alto a la violencia al interior de los Ceresos en la localidad, en donde se dejó como saldo 11 heridos y un líder criminal muerto en los acontecimientos de este viernes por la noche.

“Hay que reconocer que hay una sobrepoblación en todos los penales del Estado, ese es un problema que tenemos en todo el país, y en el caso particular de Nuevo León eso hace poner más atención a ver cómo está la situación de los penales pero sobre todo pensar que al gobernador entrante le conviene tener en su plan de desarrollo la ampliación o construcción de nuevos penales para poder subsanar esta deficiencia que se tiene a nivel nacional”, comentó.

Dado que el acto se da una semana después de que los elementos del Ejército retiraron la vigilancia de los Penales, el legislador dijo que sería también una decisión de El Bronco regresar la milicia a los Centros de Readaptación Social, conminándolo así a poner atención en la riña que acaba de suceder en el Topo Chico.

“No, eso ya sería una decisión del gobernador, lo que pediríamos es que se ponga atención en lo que pasó ayer para que no vuelva a pasar en un corto plazo”, aseveró.

“Puede ser ampliación de los penales actuales (una solución para evitar riñas al interior), ya será decisión del gobernador entrante, pero si es un problema que estamos viviendo día a día y hay que actuar antes de que esto vuelva a suceder”, insistió.

En cuanto a su labor se refiere, admitió que no tienen una iniciativa en concreto para ese tema, pero adelantó que las siete bancadas deberán generar un punto de acuerdo para evitar sobrepoblación y riñas al interior de los penales de Nuevo León.

Este viernes se dio a conocer que un líder Zeta en Nuevo León fue asesinado durante una riña en el interior del Penal del Topo, donde 11 personas también resultaron lesionadas.

Mario Alberto Roldán Zúñiga, alias "El Fresa", de 32 años de edad, fue herido con un arma blanca.

Los hechos fueron reportados minutos después de las 21:00 horas, lo que provocó una intensa movilización por parte de los elementos de seguridad del reclusorio.

Al darse a conocer la noticia de la riña, familiares de internos acudieron hasta el Penal del Topo Chico y exigieron que se les brindara información.

Minutos más tarde arribó a la puerta Gregoria Salazar Robles, directora del penal, quien informó la lista de lesionados.

Además, Salazar Robles informó que nueve reos serían trasladados a otro centro penitenciario para evitar una nueva riña, aunque se definirá si van al Penal de Apodaca o al de Cadereyta.

Estos reos a resguardo responden a los nombres de: Joel Rodríguez Quintero, Efraín Álvarez Hernández, César Sandoval Padilla, Francisco Guerra Balderas, Gustavo Ramírez Soto, Oscar Sotelo Ramones, Antonio Gamaliel Mendoza Gutiérrez, Luis Eduardo Villarreal Urieles y Luis Armando Valdez Platas.