GUADALUPE SÁNCHEZ
12 de noviembre de 2017 / 08:33 p.m.

MONTERREY.- La presidenta de la Asociación Estatal de Padres de Familia de Nuevo León, la doctora Adriana Dávila, aseguró que existe gran preocupación por la integridad de los alumnos debido a que la mayoría de los planteles educativos de educación básica se encuentran deterioradas.

Dijo que los 250 mil pesos que se destinaron para cada escuela dentro del programa "Manos a la Escuela" no son suficientes y que incluso para el 2018 se deben comprometer las autoridades educativas del estado en incrementar los 800 millones de pesos que este año se destinaron.

Por otro lado informó que sólo 700 planteles de los 3 mil 600 dentro del programa han sido entregados por parte de los contratistas con el 100 por ciento de las reparaciones necesarias, debido a que existe un rezago en la entrega por asunto burocrático, ya que los proveedores del servicio no están dados de alta en el padrón del Gobierno del Estado.


dat