15 de junio de 2014 / 11:01 p.m.

Monterrey.- El aula de clases es un avión y a los alumnos sí les permiten ver las nubes por la ventana.

A una escuela de pilotos, se puede ingresar a partir de los 18 años y se puede aprender todo lo relativo a la aviación, ya sea volar piloteando una aeronave, como sobrecargo o como oficial de operaciones, para garantizar la seguridad de los aviones y sus tripulantes.

Aunque mucha gente piensa que es difícil ser piloto, en realidad, lo único que se requiere para empezar es la preparatoria terminada.

En el aeropuerto del Norte se realizan las prácticas para quienes buscan ser pilotos. El primer paso es ser piloto comercial, con un curso de tres meses, más 40 horas de vuelo. Luego un año más para graduarse como piloto comercial, donde sí se requieren muchas más horas en el aire.

Pero de igual manera se puede ser sobrecargo.

En un curso de tres meses se obtienen los conocimientos necesarios para desempeñar adecuadamente el puesto como aeromoza.

Xiomara Quintero se graduó y ahora desempeña el puesto en una línea comercial. Ella aclara que ser sobrecargo requiere algo más que simple amabilidad para atender al pasajero. Ellas saben cómo actuar ante cualquier contingencia en el aire.

No todo es volar en el mundo de la aviación. Un parte importante es el personal de tierra, pues de ellos depende la seguridad del avión y sus pasajeros. Brenda Zapata estudió la carrera de Operaciones aéreas, y hoy tiene cinco años de experiencia. En la escuela aprendió de manera práctica como se debe actuar para garantizar el vuelo perfecto.

No son carreras sencillas, pues se requiere mucha dedicación, y aunque el costo puede ser relativamente alto, la demanda para estas profesiones, dicen los tres entrevistados, sobre pasa las expectativas y lo convierte en una buena inversión para el futuro.

Francisco Zúñiga Esquivel 

FOTO: TELEDIARIO