RICARDO ALANÍS | MILENIO DIGITAL
12 de septiembre de 2015 / 05:40 p.m.

Monterrey.- Luego del aguacero que se registró la noche del viernes, mismo que generó daños en distintos puntos de la ciudad, el alcalde electo de Monterrey, Adrián de la Garza Santos, comentó que hay seis puntos de riesgo donde aplicarían obras de drenaje pluvial.

Explicó que en Monterrey tienen identificados seis puntos de conflicto, ubicados en zonas como la norponiente, donde han sucedido accidentes por esa causa, y otras en la avenida Morones Prieto, en distintos tramos, en Ruiz Cortines y Guerrero, en algunas zonas de Garza Sada y en la avenida Lázaro Cárdenas.

En los puntos que citó, en esta última lluvia se presentaron encharcamientos que impidieron el paso de vehículos o que generó que decenas de automóviles se quedaran varados.

"Lo que nos han explicado los especialistas es que en la medida en que se hagan fraccionamientos nuevos, sobre todo en pendientes, hace que el agua en lugar de absorberse, corra más rápido por el pavimento y llegue más rápido hacia las partes más bajas de la ciudad, por eso es importante tener buenos drenajes pluviales.

"También revisar muy bien el tema de desarrollo urbano, el tema de autorización de fraccionamientos nuevos para que vayan aparejados de las obras pluviales y viales correspondientes. Hay fraccionamientos sobre todo hacia el área del cerro de las Mitras, el cerro del Topo Chico, que son dos pendientes que se unen en una misma cañada, en la zona norponiente, por eso hablábamos de un pluvial", dijo.

Comentó que de manera adicional se requiere de un sistema de mantenimiento para los drenajes pluviales, aún y cuando no haya temporada de lluvias.

De la Garza Santos expresó que tienen información de que en el año 2005 se recogían alrededor de 100 toneladas de basura de los drenajes pluviales, y que ahora ya no se tiene registro de la cantidad de desechos que hay en esas zonas.