ERIK SOLHEIM ROCHA
25 de abril de 2017 / 06:04 p.m.

MONTERREY.- Ante la crisis penitenciaria que se vive en el Estado, el Gobierno de Nuevo León plantea retirarle la responsabilidad del control de los penales a la Secretaría de Seguridad Pública para que sea la Secretaría General de Gobierno la que se haga cargo a través de una subsecretaría.

Así lo adelantó el presidente de la Comisión de Seguridad en el Congreso Local, Gabriel Tláloc Cantú, quien consideró también que la autoridad debe renovar el convenio para que el Ejército mexicano vuelva a dar seguridad en los centros penitenciarios.

“La estrategia y la propuesta es que el sistema penitenciario vaya a depender de la Secretaría General de Gobierno como el sistema Federal lo establece”, dijo el diputado priísta.

El legislador explicó que la próxima semana habrá una reunión entre los funcionarios involucrados para definir dicho cambio de responsabilidades.

“Con protocolos distintos que pueden ser administrados muy bien a través de una subsecretaría penitenciaria, que es lo que se pretende que dependa del secretario General de Gobierno”, señaló.

Pese a que fue nombrada sin tener las pruebas de control y confianza, el legislador respaldó a Rosa Manuela Félix Valles como nueva titular de la Subsecretaría de Administración Penitenciaria de Nuevo León.

“Se habló que vieron muchos perfiles, creo que la trayectoria de la licenciada Félix y su personalidad recia, firme, es algo que ahorita se ocupa para el manejo de los penales en Nuevo León”, dijo.

Tláloc Cantú consideró que a la nueva comisaria se le dio la bienvenida a 'balazos' en referencia al recién disturbio ocurrido en el penal del Topo Chico, donde aparentemente hubo detonaciones, las cuales autoridades penitenciarias descartaron que fueran por 'armas letales'.