MAYTE VILLASANA
13 de mayo de 2017 / 05:52 p.m.

MONTERREY.- Miles de aficionados viven con pasión el clásico de futbol regiomontano 112.

Ambiente de fiesta y respeto se concentra en los alrededores del Estadio BBVA Bancomer.

Desde temprana hora niños y adultos arribaron al estadio para consumir algunos alimentos previos al partido.

Portando con orgullo las playeras entraron uno a uno con boleto en mano.

La vialidad en la avenida Pablo Livas está fluida y en el sitio colaboran agentes de tránsito y policías de Guadalupe.

Cerca de las 5 de la tarde la porra rayada arribó con cánticos para alentar al equipo, resguardados por uniformados municipales.

Quienes hacen su agosto son los vendedores de comida rápida que se encuentran al exterior y los franeleros.

Cabe señalar que el clásico regiomontano es resguardado por mil 500 elementos de las diferentes corporaciones con el fin de mantener un saldo blanco.