Sandra González 
10 de marzo de 2014 / 03:29 p.m.

Monterrey.- Pese a que tiene a más de 600 policías sin permiso para portar armas, al municipio de Monterrey parece no apurarle esta situación pues en los últimos dos meses solo ha tramitado una alta en la Licencia Oficial Colectiva, título expedido por la Sedena a través de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado para este fin.

Información obtenida por Telediario revela que de los mil 154 policías, 530 ya están inscritos en la L.O.C., es decir pueden usar armas cortas y otros 40 están certificados para usar un arma larga.

Del resto de elementos activos se desconoce su situación, por lo que podrían estar operando únicamente como vigilantes.

Pero la relación del número de elementos y armas de la corporación municipal tampoco cuadran pues  la Policía de Monterrey tiene únicamente 400 armas cortas para los 530 uniformados, mientras que hay 60 armas largas cuando solo  pueden usar 40.

Cabe señalar que la Secretaría de Seguridad Pública del Estado le presta al municipio de Monterrey un 30 por ciento de su armamento.

Una fuente informó que el Ayuntamiento regio ya hizo un pedido de 100 fusiles y 200 pistolas a la Secretaría de la Defensa Nacional.

Entre adiestramiento, certificación y porte de arma

La Policía de Monterrey está en el ojo del huracán pues mientras la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes asegura que sus nuevos elementos están avalados por la Secretaría de Marina Armada de México, el Gobierno del Estado aclaró la diferencia entre adiestramiento y certificación, que incluye varios requisitos y es ante instancias establecidas por la Constitución.

En números, la SSPV de Monterrey está integrada por mil 154 policías, 534 elementos administrativos y 275 agentes de tránsito. Por ley, todos ellos deben tener la Cédula Única de Identificación Policial (CUIP) pero más de 300 no cuentan con ella, la cifra fue reconocida por la edil regiomontana.

"Los primeros 500 elementos cuando llegaron, la primera generación siempre dimos a conocer que eran civiles que habían sido capacitados por la Marina y en donde también hicimos un procedimiento para tener el aval por parte del Estado, esto no es nuevo, fue hace más de un año dos meses, entonces me parece que ya se está queriendo politizar insanamente este discurso", dijo en su momento Arellanes.

La Universidad de Ciencias de la Seguridad otorga la CUIP a quien concluyó su etapa de adiestramiento y aprobó los exámenes de control y confianza. Con este documento son dados de alta en la Plataforma México, y a partir de esto la autoridad procede a buscar el permiso de porte de arma.

En resumen, al municipio de Monterrey le falta por certificar a más de 300 nuevos elementos y armar a más de 600 que conforman la corporación.