20 de enero de 2015 / 01:10 p.m.

Monterrey.-  Aún no acaba enero y ya tres elementos de la Policía de Monterrey han sido detenidos por delitos dolosos y tres más se han dado a la fuga.

Secuestro, privación ilegal de la libertad, violación y robo, han sido las causas del inicio de proceso contra estos seis elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito del municipio de Monterrey.

Antonio González Abad, ex escolta de la alcaldesa con licencia y precandidata del Partido Acción Nacional (PAN) a la gubernatura de Nuevo León, Margarita Arellanes Cervantes, fue detenido en el estado de Jalisco como presunto líder de una banda de secuestradores que operaba en el municipio de Escobedo.

Las autoridades buscan a tres elementos de la Policía de Monterrey, dos de los cuales también desempeñaban funciones de escolta de la munícipe y un agente raso, identificados como sus cómplices.

Según una fuente allegada a las investigaciones, "El Mocho" planeó el secuestro de un ama de casa de 24 años en el municipio de Escobedo, por quien se pidió un rescate de dos millones de pesos, que no fueron pagados porque los elementos del Grupo Antisecuestros lograron rescatarla.

González Abad era buscado por los delitos de secuestro, homicidio, delincuencia organizada, robo de vehículos, extorsión y delitos contra la salud, por lo que se encuentra a disposición de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) en la Ciudad de México.

LADRON DE HOBBIE

El 4 de enero de este año, Jonathan Loeza Ángel, fue detenido por sus homólogos del municipio de San Pedro Garza García, luego de que participara en el robo de una gasolinera.

Loeza Ángel de 24 años, quien de acuerdo a las primeras investigaciones, es oficial activo de la corporación regiomontana.

Una fuente allegada a la indagatoria informó que él y otro sujeto, señalado como Jesús Francisco Flores Rivera, de 34 años, fueron detenidos por la Policía de San Pedro Garza García en una tienda Seven Eleven, ubicada en la avenida Díaz Ordaz y Corregidora, donde habrían cometido un atraco.

VIOLENCIA SEXUAL

El primer día del año, una mujer fue abusada sexualmente por un elemento de la policía regiomontana justo dentro de las instalaciones de la corporación.

Édgar Yovani Ramírez Umaña, de 30 años, fue detenido por agentes ministeriales con una orden de aprehensión por el delito de violación y abuso de autoridad.

Ocho días después un Juez de Control determinó vincularlo a proceso por violación y abuso de autoridad, quedando detenido en las celdas de la Policía de Monterrey en La Alamey.

DANIELA MENDOZA LUNA/MILENIO DIGITAL