ERIK SOLHEIM ROCHA
8 de junio de 2016 / 11:59 a.m.

Monterrey.- La bancada del PRI cobró factura al Gobierno del Estado por haber exhibido al ex gobernador Rodrigo Medina y le aplazó en el periodo extraordinario la reestructura de la deuda para Nuevo León.

El Congreso local regresó a la Comisión de Hacienda el dictamen referente a la reestructura de los 42 mil 700 millones de pesos de la deuda central.

El coordinador de la bancada del PAN, Arturo Salinas, solicitó que el dictamen sea regresado a comisiones a fin de que vuelva a ser estudiado y se aclaren dudes.

"Estamos dando un cheque en blanco con la reestructura (…) tenemos duda sobre el costo real de esta reestructura, 15 mil millones de pesos", dijo Arturo Salinas.

Se declaró un receso de cinco minutos y después la bancada del PRI respaldó la propuesta.

"Creemos que debemos analizar cómo dice el diputado Salinas el contenido del dictamen (…) vale la pena revisar el dictamen de nuevo" comentó Héctor García, diputado del PRI.

Por su parte, el partido Movimiento Ciudadano reclamó al PRI y al PAN por haber pospuesto la votación de la reestructura.