17 de febrero de 2014 / 06:47 p.m.

Monterrey.- Cuatro semanas ha permanecido  abierta una alcantarilla sobre la Avenida Juárez y  la calle Lerdo de tejada en el centro de Guadalupe.

Pero el problema  es que el pozo ha ido creciendo ya que alrededor de la alcantarilla el pavimento se ha ido desprendiendo convirtiendo esta zona en una zona de riesgo  donde fácilmente puede caer un peatón o incluso la llanta de algún automovilista que circula por el lugar.

Este daño, se encuentra protegido solo por un trafitambo que en ocasiones mueven los autos al esquivarlo, pero por las noches es casi imposible verlo de desde lejos.

Esto ocasiona que dos carriles de la vialidad se encuentren bloqueados y obliga a los automovilistas a tener que buscar otro carril para avanzar formando un cuello de botella.

Zynthia Vanegas