syndy garcía
7 de enero de 2016 / 06:07 p.m.

Monterrey.- El anuncio de la llegada de elementos militares a Nuevo León a un nuevo cuartel provocó preocupación para la organización civil Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (CADHAC).

Mediante un comunicado, la asociación expuso que mientras la autoridad estatal ha informado que la Policía Militar viene a apoyar la zona noreste a favor de la sociedad, la ley no respalda sus declaraciones.

La organización indicó que la Ley del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos refiere que la Policía Militar es un cuerpo especial del Ejército para vigilar el cumplimiento de la disciplina militar dentro de las instalaciones del Ejército.

“Esto implica que la Policía Militar realizará funciones en Nuevo León que no están establecidas en su ley orgánica”, se expuso dentro del comunicado.

CADHAC agregó que el hecho de permitir la llegada de policías militares a Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila y San Luis Potosí contraviene una recomendación de Naciones Unidas, donde se planteó adoptar el retiro de fuerzas del Ejército.

“Es inquietante observar cómo estos proyectos son parte de la creciente militarización de Nuevo León, en donde se han designado a militares en puestos de Seguridad Pública estatal y municipal.

“Las funciones de seguridad ciudadana persiguen la armonía en la sociedad, por lo que no deben tener ninguna lógica militar. Es importante que se construya un modelo de seguridad ciudadana y esto solamente podrá realizarse con la participación de civiles que lideren y fortalezcan estas tareas”, se indicó.

Las primeras víctimas de la “indefensión legal”, añadió CADHAC, son los mismos militares que son llevados a las calles sin una preparación de seguridad.

Al respecto, Manuel Florentino González Flores, secretario general de Gobierno, alegó que el Ejército mexicano es “un orgullo”, por lo cual calificó como una “honra” su llegada a la región.

“A mí me preocuparía si llegaran miembros del Ejército de otro país, están llegando miembros del Ejército mexicano, nuestros, me siento orgulloso de mi Ejército, y no sólo eso, vienen a protegernos.

“Ellos vienen a sumarse y muchas de las veces a las necesidades que tiene la Policía que hoy tenemos, que por cierto es muy menor, en lugar de tener cinco mil, deberíamos de tener 15 mil policías. Con un batallón de 500 militares o dos de ellos, es mucho menor a la cifra de los policías que deberíamos de tener”, mencionó González Flores.

Una de las partes en donde se necesita especial atención por el riesgo de la frontera, es en los límites de China, Bravo, Los Aldamas y Anáhuac, consideró el secretario general de Gobierno. “Ahí tendremos un especial cuidado”.