26 de enero de 2014 / 11:02 p.m.

Monterrey.- La primera preocupación de la gente en cada inicio de año es la cuesta de enero.

El predial, el aumento de transporte y servicios, los pagos tras las compras navideñas y los abonos son tan sólo un poco de lo que se encuentra en la mente de aquéllos que hacen maniobras para no sufrir tantos días.

La cuesta es tan pronunciada que algunos otros tienen que dejar de lado algunos planes o realizar sus compras en otros sitios a los acostumbrados, con el fin de obtener los productos a un mejor precio. 

Pero hay otras personas que aunque ahorren para poco les alcanza, algo que dicen, no sufren las autoridades y gobernantes.

ISRAEL SANTACRUZ