10 de junio de 2014 / 12:13 a.m.

Monterrey.- Los productores de ganado apenas se recuperan de la sequía atípica de 2013, por lo que esperan que los pronósticos de clima adverso no se cumplan.

En aquella ocasión se perdieron 100 mil cabezas de ganado por la falta de agua y altas temperaturas, de acuerdo al reporte oficial de la Unión Regional Ganadera de Nuevo León.

Su presidente, Adrián de la Garza Tijerina, informó que con las lluvias del huracán Ingrid, el pasto volvió a crecer y el ganado va retomando su ciclo.

Con el abastecimiento que dejó el huracán Ingrid y la lluvia de los meses recientes, el sector ganadero está tranquilo para enfrentar los próximos meses.

"De presentarse una situación adversa como el aumento de la temperatura promedio al paso de los años, los ganaderos han aprendido a enfrentar estas situaciones", aseguró de la Garza Tijerina.

El empresario ganadero confió en que el Estado pueda conseguir más recursos económicos en caso de una emergencia por la falta de agua.

FOTO: Especial

SANDRA GONZÁLEZ