ALAN ELÍ PÉREZ
25 de mayo de 2015 / 08:07 a.m.

Guadalupe.- Al menos unos 80 vecinos representantes de 600 hogares de la colonia Sierra Morena en Guadalupe, manifestaron su descontento ante el inminente retiro del blindaje que ellos mismos costearon para seguridad de sus familias, lo anterior debido a una orden girada por el juez Marcos Dávila Rangel, titular del Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa.

De acuerdo con los habitantes de los cuatro sectores de la colonia, las vallas protectoras y plumas que serían retiradas fueron instaladas hace tres años con el objetivo de reducir a cero la ola de inseguridad que en aquel entonces aquejó dicho sector colindante con el municipio de Juárez que iba de los cristalazos hasta los secuestros, situación que no quisieran volver vivir.

"Cuando se quitó el primer blindaje, a los dos o tres días empezaron los robos, empezaron los robos en el tercer sector y ya después, fue lo del secuestro del señor este también del tercer sector, que es precisamente el sector que está pegado a la malla que quieren quitar", declaró el coordinador del programa Vecinos Vigilantes Sierra Morena, Jorge Salinas.

Pedro Cisneros Pedraza, presidente de la mesa directiva de Sierra Morena, señaló que la protección de la colonia está en regla con lo que exige la ley por lo que no afecta el paso peatonal, argumento principal de la parte quejosa.

"Nosotros estamos siguiendo los pasos del municipio, tenemos todo en regla. Tenemos las firmas de más de 500 familias (...) ellos (los inconformes) tienen siete salidas por aquél lado, más la avenida Coahuila que se pavimentó para eso, más la avenida Lampazos", señaló.

Según lo externado por los afectados, la medida fue promovida por cuatro vecinos del sector colindante -Acueducto-Sierra Morena-, la cual de efectuarse hoy 25 de mayo, implicaría la pérdida económica de medio millón de pesos, monto de inversión para el blindaje de la colonia.

"Nosotros pagamos más de 500 mil pesos en la seguridad de nosotros mismos, tenemos guardias, nosotros mismos pagamos nuestros guardias porque hay mucho hecho delictivo. No es justo que un juez nos lo vaya a quitar", aseguró el presidente de la mesa directiva.

Esta es la segunda vez que se ordena el retiro de su blindaje, por lo que hacen un llamado a las autoridades de los juzgados Primero y Segundo de Distrito en Materia Administrativa, ante quienes promovieron amparos en espera de una resolución que les devuelva la tranquilidad y seguridad que ya no tienen.