30 de septiembre de 2014 / 11:45 a.m.

Monterrey.- Vecinos de Santa Catarina se organizaron y manifestaron para solicitar la libertad de 'Coffe' un perro criollo de tres años, que el pasado 18 de septiembre mordió a una madre de familia.

Eran aproximadamente las 8:20, cuando Lucero Velázquez regresaba a su casa en la colonia López Mateos tras dejar a su hija en la escuela, cuando fue mordida por el perro, de talla mediana en color café y blanco.

"Iba de dejar a mi hija en el kínder, el perrito se me acerca y me muerde, realmente fue muy poco, pero si me vine a atender para verificar que yo estuviera bien".

"Vine a la Cruz Roja y de ahí me mandan para acá (Centro de Control Canino) para verificar que el perrito estuviera vacunado y me dicen que al perrito lo tiene que checar 10 días", declaró.

Tras la agresión, el canino fue retenido por diez días, pero podría ser sacrificado, ya que después de ese tiempo en observación, ya no le fue devuelto a su dueño.

"Yo les dije, al perrito no quiere que le hagan nada, desde un principio, les dije. Y ahora resulta que no se los quieren entregar", aseguró.

Los gastos médicos fueron cubiertos por José Carranza, quien es doctor y dueño de la mascota, la cual se escapó por un par de horas y cuando volvió a su casa, nadie sabía que había atacado.

El propietario insiste que le sea entregado Coffe, ya que no tiene antecedentes previos de haber mordido a alguien, además de que no está considerado dentro de las razas peligrosas.

"No es reincidente, no tienen denuncias anteriores, se presentó cartilla de vacunación, pero dicen que se tiene que aplicarse el reglamento, por eso no lo quieren entregar y ahora lo tienen que sacrificar".

"La respuesta me la dio el veterinario Juan González Robles, de la Secretaría de Salud del Estado, donde no toma a consideración ningún criterio de sus superiores solarmente el de él", declaró.

Pero 'Coffe' también tiene su defensa legal, la abogada Virginia Silva, quien señaló anomalías en el reglamento de posesión de mascotas, en el cual se basan para sentenciarlo al sacrificio.

"Se marca que será sacrificada una mascota, siempre y cuando haya sido reincidente; el perro no es reincidente, nunca había mordido, esta es la primera vez", explicó.

La litigante señaló que ayer mismo se presentaría un amparo ante el Poder Judicial, toda vez que se cuenta con documentos oficiales que demuestran que el perro, es propiedad de José Carranza.

"Ya comprobamos que el perro es de legítima propiedad y se va a proceder a conseguir un amparo al Poder Judicial", reiteró el propietario.

El amparo por defender la vida del canino sería el primero en la historia en ese tipo de casos y de proceder dejaría un precedente de una acción judicial, para salvar la vida un perro destinado al sacrificio por atacar a una persona.

Sin embargo, la respuesta de la autoridad en el lugar, fue que de no sacrificar al animal, la otra opción es darlo en adopción a otra persona o a alguna asociación de protección animal, para que se hagan cargo de él, ya que para el veterinario de la Secretaría de Salud, el actual dueño no es responsable de la conducta de 'Coffe'.

FOTO: Especial

GUADALUPE SÁNCHEZ