SANDRA GONZÁLEZ | MULTIMEDIOS DIGITAL
5 de mayo de 2015 / 11:24 a.m.

MONTERREY.- Amigos y familiares despidieron a Edson Eduardo Valencia Velázquez, el policía de Fuerza Civil que murió en un enfrentamiento con integrantes del crimen organizado que se registró el pasado domingo en Vallecillo, Nuevo León.

De manera privada y con un amplio resguardo policiaco, el cuerpo de Valencia Velázquez fue velado en la funeraria Raymundo Sánchez, ubicada sobre Prolongación Madero y la calle Vallarta, en el centro de Monterrey.

En esas capillas también han sido velados otros elementos estatales de la corporación de seguridad.

Posteriormente se le rindió una guardia de honor en el campo policial de Fuerza Civil número 1 ubicado en Escobedo, en donde estuvieron el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, el secretario de Seguridad en el Estado, el General Alfredo Flores Gómez y el comisionado de Fuerza Civil, Jesús Gallo Gutiérrez.

En la emboscada del domingo otro policía recibió impactos de bala por lo que resultó de gravedad y fue necesario el arribo de un helicóptero para que el elemento fuera trasladado vía aérea y de urgencia al hospital San José.

POLICÍA DE FUERZA CIVIL SOÑABA CON SER MILITAR

Los padres de Edson dijeron que están muy orgullosos de su hijo por salvarle la vida a sus compañeros, luego de que fue el último elemento en salir de la emboscada frente a civiles armados.

El joven policía era el menor de los hermanos y dejó en la orfandad a un niño de tres.

Según sus familiares, el policía caído esperó la mayoría de edad para inscribirse a la Fuerza Civil, y posteriormente buscaría ingresar a la Marina.

Este martes sus seres queridos le darán cristiana sepultura en el panteón San Jorge.