17 de abril de 2014 / 05:22 p.m.

Monterrey.- Cada sábado Santo, las calles en la colonia Obrerista se visten de fiesta.

A las 10 de la mañana, toda la gente se reúne para ver la tradicional quema de los Judas, que en esta ocasión cumple 73 años. Los orígenes se pierden en el tiempo, pero las formas no. La gente del sector y las colonias aledañas cooperan con lo que pueden para costear los muñecos que arderán, explica Rubén Castellanos Luján, quien participa en la organización.

Será el infierno popular, porque con la cooperación, los vecinos tienen derecho a votar por el personaje al que quemarán por medio del Judas. Siempre es alguien que le cae mal a la gente porque actuó en contra de la sociedad, o causo un perjuicio. Este año van ganando como siempre, los políticos.

Actualmente la organización la dirige Francisco Haros, pero muchos otros vecinos colaboran. Se hace toda una fiesta, con evento deportivo, y la gente acude a ver como se queman los judas, y quizá ganarse alguno de los bonos que siempre se regalan para cambiarlos en los negocios del sector. El año pasado quemaron al Bullyng, a Jonathan Orozco, portero de Rayados, y a Elba Esther Gordillo. Otros años han quemado presidentes, deportistas Ahora no saben, porque aún es prematuro.

Lo cierto es que la gente espera con ansia el momento, que luego los muchachos aderezan con torneos de fútbol, las señoras con lotería, a veces con alguna brigada médica. Y los maldosos, con huevos crudos o llenos de harina.

Francisco Zuñiga