17 de septiembre de 2014 / 01:06 p.m.

Monterrey.- El juez segundo penal de Monterrey programó para el próximo viernes la audiencia de vista, última diligencia, en el proceso que se le sigue a Homero González López, único detenido por el robo de los 13 mil 615 juegos placas que reclama el Instituto de Control Vehicular.

Esa es la última oportunidad que tienen, tanto, el acusado como el agente del Ministerio Público adscrito al juzgado para presentar pruebas a favor o en contra dentro del proceso que integra dicho juzgador por el delito de peculado.

La diligencia se celebrará vía conferencia del juzgado al Cereso de Cadereyta, donde se encuentra recluido Homero González, desde octubre del 2012.

Mientras, el representante del Poder Judicial celebra la última diligencia del caso, el principal responsable del robo de las láminas valuadas en 68 millones 645 mil 136 pesos, Santiago Adrián González López, continúa prófugo de la justicia nuevoleonesa.

Santiago Adrián, hermano del único detenido por el robo que trascendió en julio del 2012, huyo en mayo de ese año, cuando en una auditoría a la dependencia en la que laboraba como coordinador, se detectó la desaparición y destrucción de las placas.

Al momento de evadir la acción de la justicia, Santiago Adrián dejó toda la responsabilidad del ilícito a su hermano, quien a partir del próximo fin de semana solo estará en espera de la sentencia que le resuelvan.

Para eso, el juzgador va a analizar las conclusiones que presentó el abogado y, también, hermano del acusado, Cuauhtémoc López, quien solicitó que se le imponga una sentencia absolutoria.

 También las conclusiones presentadas por el fiscal, quien solicitó que se le castigue con la pena máxima que señala el Código Penal por ese delito, la cual es de 12 años de prisión, así como con el pago al que asciende el monto de las placas reclamadas más 6 millones 178 mil 062.20 de intereses que se generaron en un año.

FOTO: Milenio

REDACCIÓN