REDACCIÓN
16 de agosto de 2016 / 06:48 p.m.

MONTERREY.- A unas horas de que venciera el plazo que tenían para inconformarse por la resolución que emitió el juez de control, Jaime Garza Castañeda, por el auto de vinculación en el que sólo consideró uno de los tres delitos que le atribuían al ex gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, la Subprocuraduría Anticorrupción presentó la apelación.

Los fiscales especializados en el combate a la corrupción se inconformaron por la no vinculación a proceso de Medina de la Cruz por peculado por inducción y delitos patrimoniales contra el municipio y estado, también por inducción.

En la apelación que presentaron este martes en el área de gestión judicial, los servidores públicos pidieron que se analice y revoque la determinación del juzgador para que el ex mandatario sea juzgado por esos dos ilícitos y el de ejercicio indebido de funciones públicas que actualmente enfrenta por el caso Kia, por el que le reclaman un desvío de 3 mil 683 millones 504 mil 688 pesos.

La petición de los agentes del Ministerio Público comisionados en la investigación denominada “Operación Tornado” será remitida al Tribunal Superior de Justicia para que, finalmente, sean magistrados quienes analicen la resolución y confirmen o revoquen la determinación que emitió Garza Castañeda el pasado 9 de agosto.

Los representantes sociales agotaron el término para realizar el trámite que el mismo subprocurador Anticorrupción, Ernesto Canales, anunció horas después de que concluyera la audiencia del ex gobernador.

Con esa apelación, los fiscales que integran la carpeta judicial del caso esperan ser favorecidos por los magistrados a los que les corresponda analizar la resolución de primera instancia estatal.