Sandra González 
18 de mayo de 2014 / 11:49 p.m.

Monterrey.- Los dos presuntos asesinos del estudiante de la Preparatoria #2, fueron presentados en fotografías, uno de ellos confesó su participación en otros siete homicidios en donde tuvo como cómplice al "yandel", el asesino de la Ruta 2 y de un agente ministerial de Sabinas Hidalgo.

En rueda de prensa, el procurador informó que Eduardo Salomé Ovalle García de 25 años fue quien accionó el arma en contra de José Carlos López Vázquez y sus amigos, el 4 de mayo en la colonia Arboledas de San Roque del municipio de Juárez.

Ese día lo acompañaba Juan Andrés Amaya Palacios, de 20 años. Este crimen se atribuye a una riña durante una fiesta que tuvieron los detenidos y los afectados.

Con la captura de Juan Andrés Amaya Palacios, la Procuraduría revivió otros ocho casos en los que el joven participó, uno de ellos se remonta al 12 de agosto del año 2011 en la colonia Independencia. La víctima fue Aracely Margarita Chávez Orozco, cuyo cuerpo con múltiples heridas de arma blanca quedó en la calle Alfredo Garza Ríos e Hilario Martínez.

También se le atribuye el homicidio de un mesero en la colonia Laderas del Mirador. El 23 de octubre de 2013, Ángel Jahir Hernández Velázquez regresaba a su casa cuando le dispararon por la espalda, aunque quiso refugiarse en un domicilio, los asesinos lo persiguieron.

El 27 de febrero dio muerte a un repartidor de pizzas identificado como Edgar Alejandro Casillas Ramos, en la colonia Xochimilco de Guadalupe.

Junto a Erick Rolando Marroquín Reyes, ahora occiso, asesinó a Homero Ulises Cano Oviedo en un negocio de abarrotes en la colonia Dos Ríos de Guadalupe, el pasado 1 de marzo.

Esta dupla volvió a atacar el pasado 12 de marzo, en esta ocasión la víctima fue Erick Hernán Cisneros Lucio cuyo cuerpo fue encontrado en un lote baldío de la colonia Xochimilco del municipio de Guadalupe.

Otras dos víctimas de Amaya Palacios son Juan Jean Carlos González Emiliano y Víctor Manuel Villanueva Gómez, quienes estaban en el depósito "el Toki" de la colonia 13 de mayo, en el municipio de Guadalupe el pasado 9 de abril.

Estos crímenes están relacionados con la delincuencia organizada, según informó el procurador.