LOURDES SOLER
30 de enero de 2017 / 05:47 p.m.

MONTERREY.- Los diputados locales interpusieron una denuncia contra varios funcionarios estatales, por un presunto conflicto de intereses al contratar el despacho del sobrino del Subprocurador Anticorrupción, Ernesto Canales, para analizar el convenio con la empresa automotriz Kia Motors.

El legislador local del PRI, Gabriel Tlaloc Cantú en compañía de su homologo, Jorge Blanco Durán, indicó que al contratar el despacho Canales Dávila se violan varios artículos del reglamento interno del gobierno del Estado.

"El tema de Kia Motors fue algo que un área de la Subprocuraduría Anticorrupción vio durante un buen tiempo, pero resulta ser que quien audita y modifica el contrato es un sobrino directo del Subprocurador, el licenciado Ernesto Canales, en su sobrino Bernardo Canales”, mencionó el legislador priísta.

Además se exhortó al gobierno del Estado a evitar privilegiar a ciertos despachos y se resaltó la ilegalidad de erogar 10 millones de pesos sin realizar una licitación pública.

"Lo que estamos denunciando es el otorgamiento directo, sin licitación de un contrato por más de 10 millones de pesos. Eso es lo principal que queremos que se investigue, por qué se le dio de manera directa a un despacho (Canales Dávila)”, indicó Jorge Blanco.

La denuncia fue entregada al procurador del Estado, Roberto Flores, quien aseguró que se estará analizando la investigación pero no se comprometió a establecer un tiempo de respuesta.

“Para mí esto es una cuestión de trámite, yo la recibo, la estudio y la voy a remitir a una unidad de investigación, entonces yo me comprometo a revisarla hoy mismo y en estos días ellos ya serán notificados de quien va a ser el que lleve a cabo la carpeta”, concluyó el procurador.