DANIELA GARCÍA
16 de mayo de 2016 / 06:01 p.m.

Pesquería.- Tras un año y siete meses de haber iniciado la construcción de su planta, Kia Motors México arrancó formalmente la producción de vehículos en su complejo industrial en Pesquería, Nuevo León, tal como había establecido en su plan de inversión.

"Iniciar la producción conforme a lo planeado no fue fácil, pues enfrentamos grandes retos como las lluvias torrenciales más fuertes en los últimos 30 años en Monterrey, así como las dificultades que representó la falta de infraestructura industrial en la zona", expresó Seong Bae-Kim, presidente y CEO de Kia Motors México.

"Sin embargo, nuestro compromiso fue llegar a este momento histórico e iniciar la producción de vehículos de la más alta calidad hechos en México", agregó.

Al inicio de las operaciones de la armadora surcoreana asistieron el titular de Sedec, Fernando Turner; y el alcalde de Pesquería, Miguel Ángel Lozano, quienes acompañaron al presidente de Kia Motors México, Seong Bae-Kim a la presentación del primer vehículo producido para el mercado de exportación y doméstico.

La planta cuenta con tecnología de última generación que le da la capacidad de producir un vehículo KIA Forte cada 56 segundos, con lo que México se consolidará como un país productor de autos de clase mundial.

El comienzo de la producción del complejo ha marcado un hito en la industria automotriz del país por la rapidez en que se edificó la nave industrial.

En un comunicado difundido por la armadora surcoreana, dijo que México será la base de exportación para Norteamérica y América Latina.

El 80 por ciento de la producción será exportado a 80 diferentes países, incluido Estados Unidos, lo que dará al estado de Nuevo León un valor de exportaciones de aproximadamente cuatro mil millones de dólares anuales, lo que consolidará a México como un país exportador de automóviles de clase mundial.

El primer modelo que producirá la armadora será el Kia Forte, con 100 mil unidades programadas durante 2016. La inversión de KIA Motors en el desarrollo de la planta continuará para ampliar la producción hasta las 300 mil unidades anuales.

La empresa señaló que con el fin de que la planta opere al 100 por ciento de su capacidad, será necesario continuar trabajando en el desarrollo de la infraestructura pendiente, como electricidad, drenaje, caminos y la espuela de ferrocarril.

De este modo, la empresa mantiene una continua comunicación con el gobierno de Nuevo León, así como la apertura para alcanzar soluciones viables que contribuyan al objetivo común de fortalecer la economía mexicana.

Kia Motors México y sus empresas afiliadas han invertido tres mil millones de dólares en la construcción de este centro de producción, que en conjunto con los proveedores generará 14 mil empleos para 2017, así como una derrama económica estimada en mil 500 millones de dólares en la próxima década.

Señaló que el inicio de producción de la planta de Kia Motors México refrenda el compromiso de la empresa por impulsar el desarrollo económico del estado y la competitividad del país mediante la inversión, la generación de empleos para mexicanos y el avance industrial.