ERIK SOLHEIM ROCHA
9 de mayo de 2017 / 06:43 p.m.

MONTERREY.- Al asegurar tener pruebas de que hubo más actos de corrupción en Isssteleón por hasta 450 millones de pesos en las gestiones de Eduardo Bailey y Pedro Morales Somohano, la bancada de Movimiento Ciudadano presentará una denuncia ante la Subprocuraduría Anticorrupción de Nuevo León.

El argumento es por la compra de bonos por 450 millones de pesos que presuntamente ya habían perdido su valor en el mercado.

El diputado Samuel García expresó que ambos ex funcionarios adquirieron los bonos a pesar de que sabían de que ya eran “chatarra”, y que ese hecho involucra a los ex tesoreros estatales, Rubén Martínez, del sexenio de Natividad González Parás y Rodolfo Gómez Acosta, de la administración de Rodrigo Medina de la Cruz.

“Le hacíamos ver al subprocurador Anticorrupción que en el 2007 Bailey y Somohano de manera ilegal contrario a la ley, compraron bonos que ya eran chatarra, es decir, con dinero y pensiones de los trabajadores compraron 456 millones de pesos en bonos que en el mercado ya valían cero, y ahí quedó la denuncia”, dijo.

García explicó que esta nueva denuncia, se suma a la indagatoria actual que persigue la Subprocuraduría Anticorrupción, y de la cual derivó en una orden de aprehensión en contra de Eduardo Bailey.

“Puede haber posibles delitos, entre ellos, ejercicio indebido de funciones, fraude, asociación delictuosa, peculado, encubrimiento y daño patrimonial al estado; ese daño patrimonial, el mismo auditor nos dice en 2012, que aunque el monto original eran 350, puede llegar hasta a 900 millones de pesos, por eso está el Isssteleón sin medicinas, sin maquinaria y obviamente con pésimas instalaciones, Isssteleón fue la caja chica del gobierno de Nati y de Medina”.

Comentó que esta nueva denuncia está basada en las cuentas públicas de los años 2015 y 2016 y que el daño al erario ascendería desde los 350 millones hasta los 900 millones de pesos.

“Bailey y Somohano debían al Consejo presentarles los proyectos anuales de compras en inversiones, y esta gente lejos de pedir la aprobación, unilateralmente pidieron las compras y luego simplemente informaron, eso viola el Artículo 141 de la Ley de Isssteleón”.

Explicó que además en febrero de 2017 al presentar la denuncia que interpuso el Isssteleón, se dio a conocer que en el 2012 el entonces el secretario de finanzas, Rodolfo Gómez Acosta y en vez de actuar lo escondió y por ello estuvo cuatro años sin moverse este caso.