DANIELA MENDOZA | MILENIO DIGITAL
11 de agosto de 2015 / 04:57 p.m.

Monterrey.- Al ofrecer reivindicar el rol del estudiante dentro de la Máxima Casa de Estudios, Mario Alberto Garza Castillo, presidente de la Comisión Estatal Electoral, realizó su registro para ocupar la Rectoría de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Advirtiendo que se encontraba en su hora de comida, señaló que pediría licencia al organismo público una vez que le acepten la candidatura.

Cuestionado sobre la lectura que pudiese darse a su candidatura luego de su papel como árbitro electoral, Garza Castillo señaló que entiende se puedan dar algunas suspicacias con relación a que se trate de algún tipo de premio, sin embargo explicó que como universitario, catedrático y ex directivo tiene el derecho a participar en esta convocatoria.

"Yo sé que eso puede estar en la opinión pública, pero todos estuvimos ahí en este proceso electoral que estuvo completamente abierto a los ciudadanos, se vieron las decisiones que yo tomé en el Consejo General y no solamente el mío sino el de todos los consejeros.

"Los resultados están ahí con transparencia. Yo como un profesional, como un universitario también tengo que ver oportunidades que existen para seguir contribuyendo en el desarrollo del estado", dijo.

Señaló que se viven tiempos de coyuntura en el estado que hacen posible una regeneración; la reformulación de cómo se viene trabajando en UANL, y de ahí se deriva su intención de participar en la contienda.

Garza Castillo arribó a la sede de la Junta de Gobierno de la Universidad acompañado de su esposa, sus tres hijos, así como de su padre y una buena cantidad de estudiantes que le manifestaron su apoyo.

Sobre el futuro de la Comisión señaló que, además de muy buenos consejeros, tiene a los mejores funcionarios electorales del país, por lo que el organismo se quedaría en buenas manos en caso de que él resultase electo para ocupar la Rectoría.

Sobre la posible "cargada" hacia alguno de los candidatos a ocupar la Rectoría, el presidente de la Comisión Estatal Electoral señaló que no tenía ninguna opinión en lo particular, y se presentaba como un aspirante más cumpliendo los requisitos de la convocatoria.

"Yo creo que Nuevo León ya no está para imposiciones, ya no está para la unanimidad, para el monolitismo, creo que está para la competencia y lo vimos en el reciente proceso electoral. Y creo que en la Universidad es necesario competir", dijo.