24 de marzo de 2014 / 11:52 p.m.

Monterrey.- Aunque, presuntamente, defraudó con 30 millones de pesos a los propietarios de un colegio del municipio de San Pedro Garza García, un ingeniero evitó su detención porque cuenta con 78 años de edad y la ley lo protege.

Se trata de Rodrigo Morales Alanís, quien este lunes se presentó a comparecer ante el juez primero penal de Monterrey dentro del proceso criminal que le iniciaron como presunto responsable del fraude de dicha suma que reclaman los dueños de la empresa Gava Educacional, S.A de C.V. a la que pertenece el Colegio Inglés.

A través de su apoderado legal, los propietarios de esa empresa señalan al ingeniero como responsable de haberles vendido un terreno de seis mil metros cuadrados que no le pertenece y el cual está ubicado a espaldas del plantel educativo afectado, en las faldas del Cerro Caído a la altura de la avenida Fundadores.

Según la denuncia, el profesionista se dijo representante de sus hijas, a quienes había donado el terreno que resultó ser en parte de la Comisión Federal de Electricidad y otra de un particular.

Después de detectar las irregularidades de la compra venta del inmueble, en el que no pudieron edificar, los afectados presentaron diversas demandas administrativas y civiles pero, ahora, el caso pasó a dicho juzgado penal.

Cabe destacar que el acusado se negó a declarar y por recomendación de su defensor particular se apegó a los beneficios del artículo 20 y solicitó la ampliación del término constitucional para demostrar su inocencia antes de que el juzgador le resuelva la situación legal correspondiente.

Redacción