11 de abril de 2014 / 09:47 p.m.

Los reportes pueden formularse de manera directa e inmediata al número telefónico 83-47-4849, que aparece en los cartelones y banners. 

Monterrey.- Durante estas vacaciones de Semana Santa, todos los ciudadanos podremos ser "inspectores virtuales" y evitar cualquier abuso en contra de los consumidores.

Y es que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) estará presente en hoteles y restaurantes de la entidad, mediante cartelones, banners e inclusive módulos itinerantes, para atender en forma inmediata las quejas de los ciudadanos.

El delegado de la Profeco en Nuevo León, Jorge Salazar Salazar, se reunió el viernes con representantes de la Asociación Mexicana de Hoteles de Nuevo León, y de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados.

"Estos carteles estarán distribuidos en diversos restaurantes y diversos hoteles que forman parte de estas dos asociaciones, y la idea es que el consumidor tenga a la mano una herramienta, por si se llega a sentir vulnerado en sus derechos", expresó Salazar Salazar.

Durante el período vacacional se instalarán tres módulos fijos de atención al ciudadano. Uno estará en el edificio de la delegación, en el sector Mitras, otro en la Central de Autobuses y uno más en el aeropuerto.

Además, habrá tres oficinas móviles o itinerantes que se desplazarán a los lugares donde exista una queja, con el fin de conciliar y solucionar el problema en el mismo sitio.

Los reportes pueden formularse de manera directa e inmediata al número telefónico 83-47-4849, que aparece en los cartelones y banners, con lo que cualquier persona puede convertirse en un inspector virtual.

La idea también es evitar que las personas vean afectados o interrumpidos sus viajes o paseos, pues se trata de fechas importantes de esparcimiento.

"Las vacaciones son un acto que se planea, que se sueña; que las sueñan los adultos y aún más los niños, y tienen que empatar diversos factores. En las vacaciones tienen que coincidir, válgame la redundancia, las vacaciones escolares con las vacaciones laborales", reiteró el delegado de Profeco.

Por su parte, Guillermo Terán, representante de los hoteleros de Nuevo León, señaló que el gremio se ha comprometido a brindar un servicio adecuado, para evitar y prevenir las quejas.

"Saben a lo que estamos, y los hoteles somos muy respetuosos de lo que vendemos a nuestros clientes. De hecho somos empresas que vivimos del servicio, y como tal, el cumplirles lo que prometemos es parte de dar un buen servicio", reiteró.

En lo que respecta a los negocios de alimentos, en la entidad hay buenas opciones y, aunque mínimas, también existen las quejas.

Agustín Martínez