MILENEIO DIGITAL | CÉSAR CUBERO 
17 de octubre de 2017 / 07:10 a.m.

MONTERREY.- Una de las acciones concretas que desde hace años se ha quedado en el tintero en Nuevo León es sacar los trenes del área metropolitana de Monterrey (AMM), los cuales, según explicó Abel Guerra Garza, en un 90 por ciento dejarían de circular por la zona con la terminación del Libramiento Monterrey.

Lo cual se podrá convertir en realidad luego de que en 2015 se hiciera la reforma a la Ley Ferroviaria en México, propuesta por el ex diputado federal, misma que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) tardó dos años en publicar.

Por tal motivo, calculó Guerra Garza, la concesionaria Ferromex tiene menos de un año para concluir el Libramiento, con lo cual resultaría innecesario conservar los patios del ferrocarril frente a Ciudad Universitaria y el Parque Niños Héroes.

El 20 de julio de 2016, el gobernador Jaime Rodríguez y representantes de Ferromex y Kansas City Southern firmaron un acuerdo en el que se comprometían las empresas a realizar las obras del Libramiento y retirar los patios del ferrocarril en un lapso de 20 meses; plazo que se vence a finales de marzo de 2018.

Dentro de los principales problemas causados por el tránsito ferroviario en el área metropolitana, destacó el ex secretario de obras públicas en el estado, Abel Guerra Garza, se encuentran las demoras en el flujo del tránsito vehicular, las pérdidas de horas-hombre, el choque a vehículos, la pérdida de vidas humanas, el ruido y la contaminación.

Cabe señalar que el tránsito ferroviario en la entidad, según consta en el Plan de Desarrollo Ferroviario de Nuevo León 2011-2020, se deriva de las tres formas de carga por esa vía: la carga de las empresas que tienen vías particulares, la carga de las empresas que no tienen vías particulares y la carga de las empresas que tienen sus instalaciones en la periferia del AMM y que tienen vías particulares.

De acuerdo a Guerra Garza, con esta acción, el Estado tendría más de 160 hectáreas para generar un plan maestro de desarrollo, conservando el flujo del ferrocarril que necesita la industria local en horarios ventana.

“La terminal ferroviaria frente a Ciudad Universitaria ganaría eficiencia si se ubica en las inmediaciones del Libramiento, liberando las más de 160 hectáreas que ocupa actualmente y que son propiedad del Gobierno del Estado.

“Y las vías dentro de la zona urbana permanecerían para dar servicio a la industria local, estableciendo horarios ventana, de 00:00 a 6:00 de la mañana, y se podrían utilizar el resto del día para transporte público”, indicó Guerra Garza.

En este sentido, Guerra Garza propuso la creación de un tren metropolitano que vaya desde la avenida Edison hasta la colonia San Gilberto, en Santa Catarina.

Por otra parte, dentro de la argumentación que tuvo que hacer Abel Guerra para impulsar esta Nueva Ley Ferroviaria, estuvo la presentación de un plan maestro de un Parque Central Metropolitano.

Que incluía 98.8 hectáreas de área verdes, 5.8 hectáreas para un lago y cuerpos de agua, 5 para áreas deportivas al aire libre, 4.6 de instalaciones deportivas a cubierto, 6 para áreas de juegos infantiles.

Además de 3 hectáreas de estaciones para ejercicios, 1.2 para viveros y huertos, 4.3 para áreas comerciales, 10 más para un parque habitacional, 6 para áreas culturales al aire libre, 4.8 hectáreas para una ciclovía de una longitud de 8 kilómetros y 13 hectáreas para extensión del Campus Universitario.


mmr