MARCELA PERALES
2 de diciembre de 2015 / 11:01 a.m.

Monterrey.- Desde hace cuatro años Laura Patricia Moreno lucha por asimilar la muerte de su hijo Shamir González.

"Al medio día a mi me hablaron de que su corazón se había detenido y como era lo único que tenía vivo, su corazón, porque estaba en coma, lo desconectaron"

Desde hace cuatro años Laura Patricia Moreno lucha por asimilar la muerte de su hijo Shamir González.

Para ella es difícil entender que su partida haya sido a consecuencia del consumo del alcohol.

"Yo todas las noches que llegaba del trabajo entraba a la recamara de él. Yo le gritaba ofensivamente, que porque, por una tontería él ya no estaba aquí"

En ese entonces el joven tenía 22 años, estudiante y con planes a futuro, pero decidió conducir en estado de ebriedad y sufrió un accidente que lo dejó en coma una semana, para después fallecer.

"Hemos visto en muchas ocasiones personas que van alcoholizadas conduciendo con la familia, con la esposa, con los hijos, eso también están poniendo en riesgo a todos. 

"Es muy doloroso, dura años el lapso de duelo y luego también empiezan culpas, porque murió mi hijo, porque murió mi esposo, a lo mejor yo tuve la culpa", declaró Ricardo Cantú, presidente de la asociación NACE.

Estos casos suelen incrementarse entrada la temporada navideña, cuando sobran las fiestas, reuniones, posadas y alcohol.

Por este motivo, las autoridades recomiendan tomar la siguiente medida si se van a consumir bebidas alcohólicas.

"Espaciar el tiempo de consumo, tomar despacio, si estás con una copa, primero ingerir alimentos porque la mucosa gástrica es muy receptiva al alcohol, la absorbe de inmediato, si nosotros tenemos el estómago vacío hay mayor toxicidad", comentó Roxana Robles, secretaría de salud.

Es indispensable tomar despacio, consumir agua entre cada bebida, no participar en concursos de quien bebe más y no ingerir bebidas a través de popotes, mangueras o algún otro tipo de filtro.

Recomendaciones para evitar una congestión.

Fuente: Secretaría de Salud NL.
- Tomar despacio y evitar shots.
- Consumir agua.
- No participar en concursos.
- No utilizar popotes, mangueras o filtros.

Pero una regla inviolable es la de no conducir si se encuentra en estado de ebriedad, porque las consecuencias serán irreversibles.