erik solheim rocha
7 de junio de 2016 / 06:47 p.m.

Monterrey.- Para evitar polémica y de paso “lavarse las manos” en el tema de las cuentas públicas, la bancada del PRI en el Congreso local presentó una Reforma Constitucional para que sea la Auditoria Superior del Estado quien las dictamine, y no el Poder Legislativo, como actualmente sucede.

Se propuso modificar el artículo 125, a fin de que la Auditoria Superior del Estado tenga la facultad de hacer denuncias penales si hubiera algún delito que perseguir.

Actualmente dicha instancia de encarga de revisar las cuentas públicas y realizar observaciones, pero el Congreso del Estado se encarga de aprobar o rechazar las cuentas.

La reforma requiere para su aval dos terceras partes de los votos de los diputados, es decir, 28 sufragios.