19 de octubre de 2014 / 07:13 p.m.

Monterrey.- Las dirigencias municipal y estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) anunciaron esta mañana la presentación de denuncias de hechos por "pandillerismo electoral" cometido por funcionarios públicos del municipio de Monterrey, que encabeza la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes.

Lo anterior debido a que los priistas acusan a los servidores públicos de denostar al Gobierno del Estado a través de mantas que colocaron en un puente peatonal de la avenida Garza Sada, previo al Quinto Informe de Gobierno de Rodrigo Medina de la Cruz.

En rueda de prensa, Eduardo Bailey Elizondo y Aldo Fasci Zuazua, líderes estatal y municipal del PRI, respectivamente, informaron que alistan estas denuncias para presentarlas este lunes ante la Comisión Estatal Electoral (CEE) y ante el Congreso del Estado.

"Presumiblemente se han utilizado recursos públicos para encabezar una campaña de desprestigio y golpeteo político al Gobierno del Estado, por lo que existe un agravio y se está iniciando un proceso electoral; consideramos que hay violaciones flagrantes a la ley electoral, tanto a la local como a la federal.

"Vamos a denunciar ante las autoridades competentes para que investiguen los hechos", dijo Bailey Elizondo.

Por su parte, Fasci Zuazua dijo: "pues parece tener piel de oveja, la señora Arellanes ya perdió piso y está cometiendo infantilismos, eso es".

El pasado martes, un grupo de 24 jóvenes fue detenido por elementos de Fuerza Civil luego de colocar mantas con críticas al Gobierno del Estado en un puente peatonal.

Sin embargo, después de que se diera a conocer que algunos de los manifestantes son empleados del municipio de Monterrey, el PRI anunció que denunciaría lo sucedido por ser "estrategia de golpeteo".

FOTO: JESÚS ROCHA

EDUARDO MENDIETA