REDACCIÓN
7 de marzo de 2017 / 07:12 p.m.

MONTERREY.- Aunque tienen pendiente la resolución de la revisión del amparo que ganaron contra la vinculación que enfrentan desde julio del 2016, el ex gobernador Rodrigo Medina de la Cruz y sus tres ex colaboradores deberán regresar al banquillo de los acusados para la audiencia intermedia del procedimiento judicial que les siguen por los delitos en los que, supuestamente, incurrieron al favorecer a la empresa Kia Motors.

La diligencia que se desahogará es la última del procedimiento y fue programada para el próximo 3 de abril por el personal del Tribunal Superior de Justicia.

En esa audiencia, el ex mandatario Rodrigo Medina de la Cruz, el ex tesorero Rodolfo Gómez Acosta, el ex director de Desarrollo Económico, Rolando Zubirán Robert, y la ex subsecretaria de Inversión Extranjera y Comercio Internacional, Celina Edith Villarreal Cárdenas conocerán las pruebas que un juez de control le aceptó a la Subprocuraduría Anticorrupción para desahogar en caso de que lleguen a juicio final.

También sabrán cuáles podrán presentar para tratar de acreditar su inocencia dentro de la carpeta judicial que les iniciaron en enero del año pasado y en la que Medina de la Cruz, Rodolfo Zubirán y Celina Edith Villarreal están vinculados a proceso por el delito de ejercicio indebido de funciones públicas.

Mientras que el ex tesorero, Rodolfo Gómez es considerado probable responsable de ese ilícito, así como de peculado y delitos contra el patrimonio del Estado.

Una vez desahogada esa audiencia intermedia, el procedimiento judicial de dicha carpeta tendrá que suspenderse y las autoridades estatales deberán esperar para solicitar fecha de juicio final hasta que concluya la revisión del amparo en el que los cuatro ex funcionarios estatales fueron favorecidos contra el auto de vinculación que les impusieron por los mencionados delitos.