FRANCISCO ZÚÑIGA
5 de octubre de 2015 / 11:00 p.m.

Monterrey.- Si eliminar la tenencia fue un compromiso de campaña del gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, tendrá que cumplirse, pero también se puede negociar, advirtió Fernando Elizondo Barragán, quien ocuparía la coordinación Ejecutiva del Estado.

Al salir de su comparecencia ante la Comisión de Gobernación y Organización Interna de los Poderes, aclaró que si bien lo prometido en campaña se cumple, puede ser modificado.

"Hay que ver las consecuencias, a quién le va a beneficiar y con todos estos factores que se tome la mejor decisión, si esto es una promesa de campaña es una deuda y se va a cumplir, pero eso no quiere decir que se tenga que negociar para ver cómo se cumple mejor", dijo.

Reconoció que las condiciones financieras del estado no hacen recomendable eliminar la tenencia, pues se requieren recursos, y puede incidir en la calidad crediticia de la entidad.

Pero hay tiempo, de aquí a diciembre, para analizar y tener una respuesta adecuada.