SANDRA GONZÁLEZ
3 de julio de 2017 / 06:16 p.m.

MONTERREY.- En el 2011, por Ley se prohibió a los policías de cualquier corporación estatal o municipal portar celular. Fue el año de mayor incidencia delictiva en Nuevo León y muchos uniformados cayeron en las redes de la delincuencia.

Sin embargo, a seis años y con casos a cuestas como el de la agente ministerial detenida por el delito de secuestro y chantaje este fin de semana... el gobernador, Jaime Rodríguez Calderón propuso regresar dichos aparatos al considerar que son una herramienta necesaria para las labores de prevención del delito.

En aquella ocasión se modificó la Ley de Seguridad Pública para sancionar como una falta grave la portación de aparatos de comunicación ajenos a los proporcionados por las propias corporaciones, esto luego de que se acreditaron múltiples casos de policías que participaron en actividades de ‘halconeo’ a beneficio de grupos criminales.

Pero ahora, Rodríguez Calderón considera que se les debe dar el voto de confianza a los elementos...sobre todo para que puedan comunicarse con sus esposas mientras están en turno.

Se informó que la Secretaría de Seguridad Pública y la Procuraduría de Justicia realizarán el análisis para modificar la legislación, mientras que se levantará la opinión ciudadana sobre la confianza que existe en las corporaciones de seguridad.

Esto sin tomar en cuenta las estadísticas del INEGI y herramientas como el Pulsómetro de seguridad que realiza la iniciativa privada en donde salen mal calificados.


dat