EDUARDO MENDIETA
27 de septiembre de 2016 / 02:42 p.m.

SAN PEDRO GARZA GARCÍA.- Quitar las llaves del auto o pedir un taxi a quienes visiblemente se encuentran en estado de ebriedad al salir de un antro, es lo que el municipio de San Pedro pedirá a los propietarios de los establecimientos.

Durante la entrega de alcoholímetros por parte de la Secretaría de Salud al municipio, el alcalde Mauricio Fernández Garza anunció a Manuel Enrique de la O Cavazos, titular de la dependencia, que revivirá este programa para evitar accidentes automovilísticos que involucran a jóvenes y el alcohol.

"Yo hablé con los antros y lugares que están abiertos a altas horas de la noche y les pedimos que nos ayudaran a que el encargado de la puerta que da acceso a los establecimientos, o el valet parking, que generalmente los tienen, y ven salir a un muchacho obviamente bajo una enorme influencia del alcohol, que no les entreguen las llaves, y les ayuden a conseguir un taxi, o le hablen a la policía para que le digan que ese muchacho o muchacha no está en condiciones óptimas para manejar.

"La mayor parte de las veces nos hacían caso; yo te invito a que establezcamos este programa con todos los antros y centros nocturnos, de conciencia y apoyo; que los antreros pongan su granito de arena y no dejar manejar a los muchachos borrachos", planteó el munícipe.

En la administración pasada, recordó, se realizó el mismo programa, por lo que considera que vale la pena volverlo a implementar y convocar a los propietarios de los establecimientos, pues es un programa que busca dar seguridad a los automovilistas.

"Sí es importante la salida de los antros, porque ahí se fijan perfectamente que va uno en estado inconveniente o con alto nivel de alcohol en su cuerpo, y es notorio el comportamiento de las persona", comentó.

Fernández Garza no estableció la fecha en que hará esta convocatoria a los propietarios de los antros, pero dijo que las estadísticas establecen una correlación entre el alcohol y los que conducen de noche por las calles de San Pedro, por lo que pidió al secretario de Salud su respaldo a esta medida.

"Sé que muchos muchachos usan (el Uber) y que toman, es una avance y ojalá que ese tipo de costumbre se pueda permear en toda la población de que si alguien quiere agarrar la jarra nada más que no pongan en riesgo la vida de otra persona.

"Sí funcionó que no les dieran las llaves, pero hace seis años no había Uber, cuando empezó sí fue importante el cambio, había conciencia de que si ibas a garrar el cuete, rentaras un carro y no manejaras", señaló.