syndy garcía
27 de enero de 2016 / 08:17 p.m.

Monterrey.- Al considerar que las penas por allanamiento de morada actualmente son bajas, el diputado del PAN, Ángel Barroso Correa, presentó una iniciativa para aumentar las sanciones por este delito.

Dentro de la iniciativa entregada por el legislador este miércoles a la Oficialía de Partes, se contempla realizar modificaciones al Código Penal del Estado, específicamente al artículo 296.

A la fecha, el Código Penal de Nuevo León contempla sanciones a quienes allanan la morada desde un mes a dos años de prisión, así como multas de unos 75 a los 700 pesos.

Sin embargo, la nueva iniciativa plantea que las penas aumenten de seis meses a cuatro años de prisión y las multas suban de unos 700 a 10 mil 500 pesos.

Las penas, además, podrán aumentarse si el allanamiento a la morada fuere de una manera violenta.

“Al ser tan permisible y laxa esta parte de la penalidad del allanamiento, ha hecho que no sea tan atractiva la denuncia, entonces al aumentar la pena de allanamiento, si se configura con otro delito, la pena va a ser mucho mayor, porque con una pena fuerte, de allanamiento y además configurando la pena de robo a casa habitación, ya va estar mínimo 10 años en la cárcel el responsable”, mencionó

Barroso Correa destacó que actualmente en Nuevo León existen alrededor de 300 denuncias por año en materia de allanamiento de morada.

Ante ello, mencionó que la iniciativa puede ayudar a que la ciudadanía presente más denuncias a las autoridades.

“Se escucha bien ridículo que lleguen a tu casa, te roben tu tranquilidad, te quiten la tranquilidad de estar en tu casa y el responsable sólo estará un mes en la cárcel”, manifestó.

Dentro de la propuesta se contempla sanciones a quienes se introduzcan sin permiso a un domicilio de una persona jurídica colectiva, a un despacho profesional, así como a establecimientos mercantiles o locales abiertos al público fuera de la hora de apertura.

También se podrá sancionar a las personas que por denuncia el activo del delito tenga parentesco o afinidad con la víctima.