ERIK SOLHEIM ROCHA
14 de septiembre de 2016 / 01:22 p.m.

MONTERREY.- Al cumplirse un mes de que un policía de San Nicolás fue asesinado al internar evitar el robo de un cajero automático, el alcalde Víctor Fuente presentó ante el Congreso una iniciativa para elevar las penas contra quien agreda o mate a un elemento policíaco.

Respaldado por los coordinadores de las bancadas legislativas, el edil propuso modificaciones al Código Penal del Estado para castigar el homicidio de un elemento policíaco con hasta 60 años de prisión, y el delito de lesiones hasta con 20 años.

"Hay muchos países del mundo como nuestro vecino país donde la sanción todos sabemos cuál es, hoy en día estimo que es muy conveniente iniciar una discusión estoy seguro que los compañeros diputados de todas las fracciones tendrán los mejores elementos o argumentos para llegar a la mejor de las conclusiones que le den seguridad y valor a los policías para poder enfrentar a los delincuentes en el entendido que si un delincuente lo agrede, lo lesiona o lamentablemente le sucede lo que a nuestro policía de San Nicolás, pues va a pagar con todo el peso y todo el rigor de la ley", dijo el alcalde Víctor Fuentes.