SANDRA GONZÁLEZ, MULTIMEDIOS DIGITAL
19 de agosto de 2015 / 01:03 p.m.

Monterrey.- Cerca de 200 personas protestan afuera del Congreso del Estado contra la aprobación de las cuentas públicas de la administración de Rodrigo Medina e incluso llegaron a los empujones contra elementos de Fuerza Civil que les prohibieron el ingreso al recinto.

Las personas, que se encuentran afuera del recinto aseguran que forman parte de diferentes asociaciones no gubernamentales, entre taxistas, activistas y otros colectivos, además de militantes de Morena y Movimiento Ciudadano.

Aunque los incidentes no han llegado a mayores, los manifestantes trataron de quitar las vallas metálicas que instalaron los policías estatales de Fuerza Civil para resguardar el orden.

Al sitio también acudió el responsable de la transición del Gobierno, Manuel González, equipo del gobernador electo, Jaime Rodríguez Calderón, quien dijo que no está de acuerdo con que se aprueben las cuentas.

Minutos más tarde, Luis David Ortiz, diputado en el Congreso, salió del recinto y le dio acceso a Manuel González, quien estaba acompañado de otras 10 personas.

Congreso
El gobernador Rodrigo Medina aseguró que su administración no ha influido en el Congreso del Estado | ROBERTO ALANÍS
Congreso
Se manifiestan ante la posible aprobación de las cuentas públicas de la administración de Rodrigo Medina y otras leyes | ROBERTO ALANÍS

MEDINA DICE QUE FUE TRANSPARENTE

El gobernador Rodrigo Medina aseguró que su administración no ha influido en el Congreso del Estado para que los diputados tomen decisiones que le favorezcan, como el tema de las cuentas públicas.

Ante la polémica por la intención de los legisladores priístas de aprobar en fast track las cuentas del gobierno central y de organismos en sesión extraordinaria, el mandatario dijo que el poder legislativo tiene autonomía para realizar sus funciones.

Cuestionado al termino de la reunión del Grupo de Coordinación Operativa, Medina de la Cruz dijo que no intervendrá con declaraciones en el proceso legislativo.

Ante la premura y polémica que pudiera causar la aprobación de sus cuentas, el mandatario dijo que está conforme con el trabajo que realicen los diputados.