SYNDY GARCÍA
25 de mayo de 2016 / 04:51 p.m.

Monterrey.- Un grupo de asociaciones civiles acudió este miércoles a las afueras del Congreso del Estado para protestar en contra de la iniciativa que busca legalizar el matrimonio igualitario.

Los voceros de las organizaciones anunciaron la creación de un Frente Nacional por la Familia (FNF) con el cual buscan tumbar las propuestas del presidente Enrique Peña Nieto.

"Esa iniciativa (del presidente) conlleva prohibir la definición del matrimonio como unión de hombre y mujer, y además incluye privar a los huérfanos de un hogar de padre y madre, al entregar niños en adopción a parejas del mismo sexo", alegó Luz María Ortiz, presidenta de la Unión Neolonesa de Padres de Familia.

José Enrique Guzmán, representante de Alliance Defending Freedom, afirmó que el mandatario federal no puede decidir por ellos y aseguró que juntaron 240 mil firmas para promover a la familia.

En su posicionamiento llamaron a Peña Nieto a retirar las iniciativas sobre familia y adopción, pidieron a los legisladores federales rechazar las propuestas y a los diputados locales demandaron enviar un exhorto para pedir respeto a las soberanías de los estados.

Alejandro Velasco, delegado de Nuevo León del Comité Nacional Provida, indicó que el FNF pedirá también a los diputados locales y federales definir su postura sobre la iniciativa.

Se buscará además entregar una carta al PRI nacional y a los Estados para exigir el freno de las propuestas y se convocará a promover los lemas #DefendemosLaFamilia y #YoDecidoXLaFamilia.

Integrantes de la comunidad LGBT
(lesbianas, gays, bisexuales y transgénero) también acudieron afuera del recinto legislativo para defender su postura.

Al lugar acudieron Jessica Cadena y Josefina Leal, una pareja de mujeres que lograron registrar a su hijo Joseph en Nuevo León tras protestar.

Cadena indicó que aunque ha tratado de dialogar con quienes están en contra del matrimonio igualitario y de la adopción, los integrantes de las organizaciones no escuchan y son ignorantes de la situación que vive la comunidad LGBT.

"Están cerrados al diálogo, ellos sus únicos argumentos es que no están bien, y que lo que dijo el presidente está mal, porque vamos a dejar sin padres y sin madres a todas las familias de este país y eso es incorrecto, lo que el presidente solamente dijo es que va a ser inclusión, que el matrimonio es de dos personas, sin definir la sexualidad de cada uno", dijo.

Alejandra Barrera, madre de un homosexual, llamó a los inconformes a respetar y permitir a la comunidad LGBT decidir la forma en que desean vivir.

Aunque por un momento dos integrantes de las organizaciones que pretenden defender a la familia se acercaron con integrantes de la comunidad LGBT, se enfrentaron a palabras y ante lo ríspido de la discusión una mujer decidió aventar algo similar a sal en la cara del activista en pro del matrimonio igualitario, Mario Rodríguez Platas.